martes, 10 de marzo de 2015

Tríadas: Libros narrados por niños

En esta nueva sección del blog pretendo recomendar tres libros que tengan alguna característica en común, me parece una buena forma de hablar de libros que he leído hace tiempo, que me gustaron mucho y de los que no había hablado hasta ahora en el blog. En este caso hablaré de libros que son contados desde el punto de vista de un niño.

Escribir una historia con esta característica da a los libros una especie de inocencia y delicadeza, pero fortaleza a la vez, que a mí me encanta; eso sí, si está bien hecho. No es fácil para un escritor adulto meterse en la cabeza de un niño y que el libro resulte creíble pero creo que estos tres autores lo han conseguido:

El niño con el pijama de rayas - John Boyne

¿Quién no ha oído hablar de este libro? Bruno, hijo de un militar nazi que comienza a trabajar en Auschwitz, conoce accidentalmente a un niño que vive al otro lado de una valla, un lado en el cual todo el mundo viste un "pijama" de rayas. La historia de esta amistad, y sus consecuencias, se convirtió en un auténtico fenómeno literario a nivel mundial.

Precisamente la curiosidad e inocencia de Bruno con respecto al mundo que le rodea es lo que hace de esta novela algo tan especial. Una forma sencilla y, a la vez, compleja de reflejar la estupidez humana.

Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea - Annabel Pitcher

Este libro refleja cómo un ataque terrorista destroza por completo a una familia. Es una historia dura contada con muchísima delicadeza por parte de la autora lo que hace que no sea un libro todo lo duro que podría resultar partiendo de esa premisa.

En este caso el niño que nos cuenta la historia es Jaime, un chico de 10 años que no acaba de entender completamente lo que ha pasado y está pasando en su familia.



El frío modifica la trayectoria de los peces - Pierre Szalowski

Probablemente el libro que más me gustó de los tres que he mencionado y el menos conocido. La sinopsis de esta novela tal vez llame menos la atención que la de las anteriores: los padres de nuestro protagonista le comunican que van a separarse cuando una gran tormenta los deja incomunicados. Pero la historia no sólo gira en torno a esto sino que también deja hueco para los vecinos del edificio en el que viven, unos personajes únicos y muy especiales.

En este caso no todo el libro está contado en primera persona por el niño de once años sino que también hay capítulos centrados en otros personajes y que narran hechos en los que el niño no está presente por lo que el autor recurre a una narración más tradicional.


1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Sólo conocía ''El niño con el pijama de rayas'' pero me llama bastante la atención el de ''Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea''.
    Besos!

    ResponderEliminar