domingo, 26 de abril de 2015

Oscar Wilde


Oscar Fingal O'Flahertie Wills Wilde, conocido simplemente como Oscar Wilde, nació el 16 de octubre de 1854 en Dublín (Irlanda) y murió el 30 de noviembre de 1900 en París. Fue el segundo de los tres hijos que sir William Wilde, un importante cirujano, arqueólogo y estadista; tuvo con su mujer Jane Wilde, poetisa. Ambos, sobre todo su madre, apoyaban el movimiento de la Joven Irlanda que buscaba la independencia de Irlanda del Reino Unido. En cuanto a sus hermanos, su hermano mayor Willie se convirtió en un reputado periodista mientras que su hermana menor, Isola, murió a los nueve años de meningitis.

Estudió, entre 1871 y 1878, tanto en el Trinity College de Dublín como en el Magdalen College de Oxford. Además, durante este tiempo comienza a interesarse por las teorías estéticas de Pater (de su libro The Renaissance dijo Wilde que era su "libro de oro") y Ruskin, viaja a Italia y a Grecia y debe enfrentarse a la muerte de su padre. En 1878 gana el premio Newdigate con su poema Ravenna y un año después se instala en Londres, donde comienza a llevar una vida social ajetreada y cuatro años después da hace una gira de conferencias por Estados Unidos y Canadá sobre el esteticismo.

Aunque ya había publicado Poemas en 1881 y escrito dos obras dramáticas: Véra (1880), que fue retirada de cartel la víspera de su estreno, y La duquesa de Padua (1883); no fue hasta después de su matrimonio con Constance Lloyd y el nacimiento de sus hijos Cyril y Vyvyan que su actividad literaria se intensificó.

Fue durante dos años redactor jefe de la revista The Woman's World, publicó antologías de relatos como El príncipe feliz y otros cuentos (1888), El crimen de lord Arthur Savile y otras historias (1891) o Una casa de granadas (1892); varios ensayos, poemas y obras de teatro como El abanico de Lady Windermere (1892) o Salomé. En el caso de esta última obra, los ensayos para su estreno en 1892 fueron interrumpidos por el Lord Chambelán de la Casa Real, que prohibió la obra. El texto se publicó en francés un año después, en París, y en 1894 apareció por fin la versión inglesa del texto. La única novela publicada por Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray, apareció por primera vez en el Lippincott's Monthly Magazine aunque su versión definitiva en forma de libro no se editó hasta 1891.

En 1895 Oscar Wilde fue insultado públicamente cuando el marqués de Queensberry le dejó una nota acusándolo de sodomía. Oscar Wilde había conocido a lord Alfred Douglas, hijo del marqués, cuatro años antes y éste sospechaba que el irlandés y su hijo mantenían una relación. Como respuesta a la acusación, y hay quien dice que animado por el propio Alfred, Wilde denunció al marqués de Queensberry por injurias, pero éste fue absuelto y el escritor tuvo que enfrentarse a un juicio por sodomía y conducta indecente en el que se le declaró culpable y fue condenado a dos años de trabajos forzados en la cárcel.

Durante su estancia en la cárcel de Reading escribió una extensa carta a lord Alfred Douglas, que fue publicada póstumamente bajo el nombre de De profundis por su hijo Vyvyan y también murió su madre, Jane Wilde.

Después de ser liberado en 1897, Constance, la mujer de Wilde, se negó a volver a verle y le prohibió acercarse a sus hijos aunque le mandaba dinero y nunca llegaron a divorciarse. El autor se exilió en Francia, donde escribió el poema La balada de la cárcel de Reading (1898), pero pronto se reuniría con Alfred Douglas y se irían a vivir a Nápoles, donde estuvieron juntos tres meses hasta que la amenaza de sus respectivas familias de cortarles los fondos si seguían juntos acabó por separarles.

Tras esta separación, Oscar Wilde vivió el resto de su vida en París bajo el nombre de Sebastian Melmoth donde se convirtió al catolicismo antes de morir de meningitis.

-El fantasma de Canterville
-Relatos



4 comentarios:

  1. Una entrada más que interesante! (como su vida) :)

    Hemos leído los mismos :) «La Importancia de Llamarse Ernesto» me hace ojitos desde hace mucho tiempo pero me da un poco de respeto al ser teatro. No tengo problemas con las obras visuales pero escritas... no sé si conseguiré concentrarme más de 10 páginas seguidas.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Silvia!
    De Wilde sólo he leído "El retrato de Dorian Grey". Lo leí en inglés hace un tiempo y me gustó un montón.
    Saludos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Silvia!
    De Wilde sólo he leído "El retrato de Dorian Grey". Lo leí en inglés hace un tiempo y me gustó un montón.
    Saludos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  4. Hola :) Es uno de esos autores de los que tengo ganas de leer todo lo que tenga publicado. Solo toque los mismos que tu, El retrato de Dorian Gray y El fantasma de Canterville, y fueron dos libros que me encantaron, por su forma de expresarse y ese alo de oscuridad y misterio que desprende. Sin duda un imperdible, un besin^^

    ResponderEliminar