lunes, 2 de marzo de 2015

Agnes Grey - Anne Brontë

Título original: Agnes Grey
Año: 1847
Editorial: Cátedra
Traductor: Elizabeth Power
Páginas: 279
Ficha en Goodreads | Ver en Amazon

Agnes Grey, publicada en 1847, es la primera de las dos novelas escritas por Anne, la menor de las hermanas Brontë. Con claros tintes autobiográficos, esta novela cuenta la historia de Agnes Grey la hija menor de un clérigo que decide convertirse en institutriz a los 19 años a pesar de la oposición inicial de su familia.

Sus comienzos en esta profesión son difíciles debido al mal comportamiento de los niños a su cargo y a la poca autoridad sobre ellos que los padres de los pequeños otorgan a la joven. A pesar de todas estas dificultades Agnes no se da por vencida ya que quiere demostrar que es capaz de valerse por si misma y no ser una carga para su familia que debe enfrentarse a dificultades económicas además de a la mala salud de su padre.

La historia está narrada por Agnes, la protagonista, que recuerda lo sucedido en el pasado explicando sus sentimientos y pensamientos en esos momentos y que en ocasiones se dirige directamente al lector para hacer alguna aclaración o explicación. Al estar contada de una forma tan subjetiva, los personajes de la historia se nos presentan según la opinión que Agnes tiene de ellos y esto hace que o aparezcan idealizados o resulten insoportables, al menos aquellos con los que la protagonista tiene más trato.

No se trata de que odie a unos y ame a otros, pues ella misma aclara al lector que siente cariño por aquellos que no se comportan como deberían y aclara que nadie es perfecto y todos tienen sus defectos; sino de que los comportamientos que refleja de unos y otros inducen al lector a formarse esa opinión de claramente buenos y claramente malos, aunque sería mejor decir inmorales.

Agnes Grey es una joven muy religiosa, igual que la propia Anne Brontë, así que las citas bíblicas y las referencias religiosas están muy presentes en la historia además de que son el principal tema de conversación entre Agnes y Nancy Brown, una señora mayor a la que Agnes va a leer la Biblia y que se convierte en su única amiga.

Agnes Grey me resultó un libro entretenido pero está lejos de gustarme tanto como lo hizo La inquilina de Wildfell Hall, la otra novela de la autora. La historia en sí resulta un poco plana y predecible pero no es muy larga así que no resulta una lectura pesada (aunque reconozco que yo tengo bastante aguante en este aspecto). El mayor atractivo que le he encontrado ha sido el saber que muchos de los personajes incluidos están basados en personas reales y que algunos de los hechos se asemejan a situaciones vividas por la propia Anne.


3 comentarios:

  1. Hola! No es mi tipo de libros por lo que creo que lo dejaré pasar. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Me recomendaron este libro hace tiempo, espero leerlo pronto, besos.

    ResponderEliminar
  3. No me llama especialmente pero... bueno, quizás más adelante pruebe ;)

    Un besote!!

    ResponderEliminar