miércoles, 17 de diciembre de 2014

Las hermanas Brontë

El clérigo irlandés Patrick Brontë y su esposa María Branwell fueron los padres de las hermanas Brontë, las más conocidas de la historia de la literatura. En 1814 y 1815 respectivamente nacen sus dos primeras hijas María y Elizabeth. El 21 de abril de 1816 nace en Thorton (Yorkshire) donde residía la familia, Charlotte Brontë. Un año después llega el único hijo de los Brontë, Patrick Branwell. El 30 de julio de 1818 nace Emily Jane y el 17 de enero de 1820, todavía en Torhton nace la pequeña y última de los hermanos, Anne.

Casa parroquial de Haworh, hogar de los Brontë
Poco después del nacimiento de la pequeña Anne su padre es nombrado párroco en Haworth, a apenas unos kilómetros, y la familia se traslada allí. Sólo un año después de esta mudanza, el 15 de septiembre de 1821, María Branwell muere de cáncer de útero dejando a su marido solo con seis pequeños. Es por esto que su hermana Elizabeth Branwell se muda a Haworth para hacerse cargo de la casa y del cuidado de los niños.

En agosto de 1824 Charlotte y Emily son enviadas al colegio Clergy Daughters en Cowan Bridge (Lancashire) junto a sus hermanas mayores María y Elizabeth. El junio siguiente una epidemia sacude el colegio debido a las deficientes condiciones y María, enferma, es enviada a casa donde muere días después con sólo diez años. Inmediatamente después de esto, su padre saca a las niñas del colegio pero Elizabeth llega a casa ya enferma y no tarda en morir de tuberculosis, al igual que su hermana mayor. Las duras condiciones que tuvieron que soportar sirvieron a Charlotte de inspiración para el terrible colegio Lowood donde es enviada Jane Eyre.
Casa parroquial e iglesia de Haworth

Después de este hecho, su padre se negaba a enviar a sus hijos a estudiar fuera de casa y fueron él y la tía de los niños quienes se encargaron de su educación. Sus estudios incluían música y pintura. Branwell, Emily  y Anne, los más pequeños, recibían clases de piano del organista de la iglesia de Keighley y las clases de arte eran impartidas por John Bradley.
Mapa de Angria hecho por Branwell

Durante su infancia, las tres hermanas junto a su hermano Branwell inventaron dos países Angria y Gondal inspirados por una caja de soldados de juguete regalada a éste y escribían sobre las vivencias de los habitantes de estos lugares imaginarios. Comenzaron creando Glass Town que pasó a convertirse en la capital de Angria, un país africano. Angria contaba con periódicos y revistas que los niños escribían, además de poemas y crónicas. Posteriormente, Emily y Anne, que siempre estuvieron muy unidas entre sí, se separaron de sus hermanos y crearon su propio mundo, la isla de Gondal.

Entre 1831 y 1832, con quince años, Charlotte continúa sus estudios en el colegio Roe Head donde conoció a una de sus mejores amigas, Ellen Nussey. Una vez de vuelta a casa, se convirtió en profesora de su hermana Anne hasta que en 1835 vuelve a Roe Head, esta vez como profesora, acompañada de Emily como estudiante. Sin embargo, Emily no se adaptó y acabó dejando el colegio en octubre y siendo reemplazada por Anne. Charlotte estuvo trabajando allí hasta 1838.

Las tres hermanas, como era normal en la época para las mujeres de su condición, trabajaron como institutrices. La primera de ellas en conseguir un empleo así fue Emily que comenzó a trabajar en Law Hill en septiembre de 1838 pero volvió a casa poco después, en abril de 1839 y allí comenzó a estudiar alemán de forma autodidacta. Sus hermanas, sin embargo, desempeñaron estas funciones durante más tiempo que ella.

Charlotte trabajó como institutriz de 1839 a 1841. De mayo a julio de 1839, en su primer trabajo de este estilo, trabajó para la familia Sidgwick en su residencia de verano Stone Gappe en Lothersdale donde uno de los niños le tiró una biblia, algo que ella reprodujo en el primer capítulo de Jane Eyre en el que John Reed lanza un libro a la pequeña Jane.

Anne Brontë dibujada por Charlotte
Por su parte Anne trabajó de 1839 a 1845. En su primer trabajo como institutriz, para la familia Ingham en Blake Hall, los niños eran ingobernables y consentidos por sus padres que impedían a Anne tratarlos con disciplina así que decidió marcharse. En su vuelta a casa conoció al reverendo William Weightman, que trabajaba con su padre, del que se enamoró y al que escribió varios poemas. Murió de cólera en 1842. Tanto su exteriencia en la casa de los Ingham como sus sentimientos por William la inspiraron para su novela Agnes Grey ya que probablemente se inspiró en él para crear a su personaje Edward Weston.

Anne también trabajó para el reverendo Edmund Robinson en Thorp (cerca de York) y aunque al principio los problemas se repitieron finalmente consiguió controlar a los niños que acabaron tomándole mucho cariño y visitándola a lo largo de su vida. Anne vivía con la familia Robinson e incluso los acompañaba en sus vacaciones a Scarborough y solo veía a su familia un par de semanas al año. La casa de los Robinson, Thorp Green Hall, aparece como Horton Lodge en Agnes Grey.

Pero a pesar de sus trabajos como institutrices, el sueño de las tres hermanas era montar una escuela así que en 1842 Charlotte y Emily van a estudiar a un colegio privado en Bruselas, dirigido por el matrimonio Hèger, con el fin de mejorar su francés y alemán. La señora Hèger les propuso convertirse en profesoras, Charlotte de inglés y Emily de piano. Puesto que desempeñaron hasta que la muerte de su tía Elizabeth en octubre las obliga a regresar prematuramente a Inglaterra.


Charlotte Brontë por G. Richmond
Después de este triste suceso, Emily se queda en Haworth como administradora de la casa familiar mientras que su hermana Charlotte vuelve en enero (ya en 1843) a Bruselas. Pero durante esta estancia no es feliz ya que se siente muy triste y abatida. Esta época en Bruselas, sirvió a Charlotte como inspiración para varias de sus novelas. Plasmó esta soledad y aislamiento en Villete y también en El Profesor podemos encontrar referencias a los profundos sentimientos que albergaba hacia Constantin Hèger, el director. En 1913, salieron a la luz unas cartas que Charlotte le escribió y que la propia mujer de Hèger rescató de la papelera donde las había tirado su marido.

Por su parte, su hermano Branwell considerado por la familia como un genio, incluso era capaz de escribir dos cartas distintas a la vez, una con cada mano; se dedicaba a desaprovechar su vida. Aunque le interesaban la música, la literatura, la mecánica y la historia acabó decantándose por la pintura. Viajó a Londres para estudiar en la Royal Academy of Arts, donde había sido aceptado, pero en lugar de ir a clase se gastó todo el dinero que su padre le había dado en las tabernas y perdió varios trabajos.

Cuando Edmun Robinson, el único varón que Anne tenía a su cargo creció lo suficiente como para no considerarse correcto que una mujer se encargara completamente de su educación Anne introdujo a su hermano como profesor de piano del pequeño. Branwell acabó enamorándose y teniendo una aventura con la madre del niño, Lydia Robinson. En 1845 Anne dejó el trabajo sin dar ninguna razón antes de que el señor Robinson se enterase de la aventura entre Branwell y su mujer, que duró unos dos años y medio.  El descubrimiento de la relación supuso un gran conflicto e incluso el señor Robinson puso en su testamento que su mujer heredaría la propiedad siempre y cuando no tuviera ningún tipo de relación con Branwell. 


Emily por su hermano Branwell
Branwell, una vez rota su relación con Lydia, se deprimió y su adicción, tanto al alcohol como al opio, empeoró. Emily siempre se preocupó y cuidó mucho de su hermano esperándole despierta hasta altas horas de la madrugada, momentos en los que se entretenía escribiendo, o yendo a buscarle (como ya hiciera después de que éste olvidara sus obligaciones en la Royal Academy of Arts de Londres). El problema de alcoholismo de su hermano inspiró a Anne para escribir La inquilina de Wildfell Hall, una obra muy criticada por el tema tan crudo que trataba.

En 1845 Charlotte descubrió por casualidad los poemas que Emily escribía, y de los que hasta el momento solo Anne conocía su existencia. En un principio Emily se lo toma muy mal y se enfada con Charlotte hasta que  Anne interviene confiesa que ella también escribe poemas. Así, las hermanas decidieron publicar un libro conjunto de poemas. Para evitar prejuicios sobre las mujeres escritoras, decidieron publicarlo bajo pseudónimo y cada una de ellas buscó un nombre que mantuviese sus iniciales. El libro fue titulado Poems by Currer, Ellis and Acton Bell y tuvo de é solo se vendieron dos copias. A pesar del poco éxito de su libro, las Brontë no estaban dispuestas a rendirse y decidieron escribir una novela cada una.

Charlotte escribió El profesor, Emily Cumbres borrascosas y Anne Agnes Grey. Una vez enviados los manuscritos, bajo los mismos pseudónimos usados para el libro de poemas, Cumbres borrascosas y Agnes Grey fueron aceptadas pero no El profesor, de Charlotte. Sin embargo, la editorial Smith, Elder & Co. solicitó a “Currer Bell” que les enviara otro de sus trabajos y sólo seis semanas después Charlotte vio su primera novela publicada, Jane Eyre, antes incluso que las novelas de sus hermanas.
Única foto de las hermanas Brontë (información sobre la foto)
De izquierda a derecha: Charlotte, Emily y Anne

En 1847 se publicaron primero Jane Eyre de Charlotte, que fue un éxito, y posteriormente Cumbres Borrascosas de Emily, que aunque ahora es considerada un clásico de la literatura inglesa en aquel momento desconcertó a los críticos por su innovadora estructura, y Agnes Grey de Anne, que fue aceptada.

El editor George Smith lanzó el rumor de que Currer, Ellis y Acton Bell eran en realidad la misma persona y para desmentirlo Charlotte y Anne, Emily se negó, viajaron a Londres para revelarle su identidad. El hombre se sorprendió mucho de ver a dos mujeres jóvenes.

Autorretrato de Branwell
En 1848, sólo un año después de publicar Agnes Grey, Anne publicó La inquilina de Wildfell Hall que a pesar de las duras críticas que recibió fue un éxito de ventas ya que en seis semanas se agotó. Fue una obra controvertida y muy mal vista en su tiempo e incluso su hermana Charlotte la criticó duramente. 

El 24 de septiembre de ese mismo año, 1848, muere su hermano Branwell cuyos problemas con el alcohol inspiraron a Anne para dicha obra. Tras el frío que sufrió en el entierro de su hermano, Emily, que al igual que sus hermanas era muy delicada de salud, enfermó pero se negó a ver a un médico hasta la mañana del 19 de diciembre de 1848 cuando su estado de salud era tan grave que murió ese mismo día con treinta años.

Apenas un mes después, en enero de 1849, Anne cayó enferma pero al contrario que su hermana, ella sí llamó a los médicos. Éstos dijeron que podría recuperarse y en febrero, comienza a encontrarse mejor.  El 24 de mayo viaja  con su hermana Charlotte y una vieja amiga de la familia, Ellen Nussey, a Scarborough para reponerse allí pero cuatro días después, el  28 de mayo, muere de tuberculosis igual que su hermana Emily. Así, en apenas siete meses murieron los tres pequeños de la familia Brontë. Anne fue enterrada en Scarborough, donde murió, al contrario que el resto de la familia cuyos restos están en la iglesia St. Michael and All Angels.

Anne, Emily y Charlotte pintadas por Branwell 
(que en origen aparecía en la pintura)
En esta época Charlotte estaba escribiendo su segunda novela, Shirley que se retrasó y fue finalmente publicada en octubre de 1849. Su tercera novela, Villete apareció en 1853.

En 1854 Charlotte, la única superviviente de los niños Brontë, se casó con Arthur Bell Nicholls, el cuarto hombre en proponerle matrimonio. En un principio Charlotte, con el apoyo de su padre al que Arthur no agradaba debido a su posición, lo rechazó pero finalmente tanto ella como su padre cambiaron de opinión.

Poco después, estando embarazada de su primer hijo cayó enferma y murió, concretamente el 31 de marzo de 1855 a punto de cumplir los treintainueve años. Su certificado de defunción dice que murió de tuberculosis pero hay quien cree que fue de deshidratación y desnutrición debido a las severas nauseas y vómitos provocados por el embarazo. Otros sostienen que lo que en realidad ocurrió fue que Tabitha Ackroyd, la sirvienta más antigua de la casa de los Brontë, la contagió de tifus ya que murió de esta enfermedad poco antes que Charlotte.

En el momento de su muerte, Charlotte había comenzado a escribir una nueva novela titulada Emma que apenas contaba con unas veinte páginas y de la que se han publicado dos continuaciones a lo largo de la historia. En 1857, se publicó póstumamente su primera novela El profesor.



1 comentario:

  1. Hola!!! Me gusta mucho tu sección de citas ^^ También había pensado hacer yo una a ver si la empiezo pronto ^^ Un besooo!!!

    ResponderEliminar