miércoles, 29 de abril de 2015

Mary Shelley


Mary Wollstonecraft Godwin nació en Londres el 30 de agosto de 1797 y murió en la misma ciudad el 1 de febrero de 1851. Su padre, William Godwin, era político y escritor y es considerado como uno de los precursores liberales del pensamiento anarquista mientras que su madre, Mary Wollstonecraft era también escritora y firme defensora de las ideas feministas. Mary Wollstonecraft, que ya tenía una hija fruto de una relación anterior, murió tras dar a luz a la pequeña Mary, por lo que fue William Godwin quien se encargó de cuidar tanto a Mary como a su hermana mayor, Fanny Imlay.

En diciembre de 1801, cuando Mary tenía poco más de tres años, su padre volvió a casarse con Mary Jane Clairmont que ya tenía dos hijos: Charles y Claire. El matrimonio fue feliz aunque Mary aborrecía a su madrastra. Los Godwin crearon una empresa dedicada a vender libros infantiles, artículos de papelería y juegos, pero el negocio no iba muy bien y las deudas pronto empezaron a ser insostenibles. William Godwin a punto estuvo de acabar en prisión, la eludió gracias a que su filósofo amigo Francis Place, entre otros, le prestó dinero.

A pesar de todos estos problemas financieros Mary recibió una educación muy avanzada para una niña de su época. Tenía acceso a la amplia biblioteca familiar y tuvo contacto desde muy pequeña con intelectuales de la época que visitaban a su padre. Fue educada en casa salvo seis meses de 1811 que pasó en un internado en Ramsgate. En junio del año siguiente, 1812, fue enviada a vivir con la familia disidente del radical William Baxter en Escocia.

Mary volvió a casa en marzo de 1814. En esa época Percy Shelley visitaba a menudo al padre de ésta ya que compartía sus ideas políticas, ideas que provocaron el distanciamiento de Percy con su aristocrática familia. La relación de los dos hombres se enfrió cuando Percy se negó a pagar las deudas de William Godwin.

Percy Bysshe Shelley (1792-1822)
Escritor, ensayista y poeta romántico
Mary y Percy comenzaron a verse frente a la tumba de Mary Wollstonecraft, madre de ella, y se enamoraron a pesar de que ella tenía 17 años y él, de 22, estaba casado. Por supuesto, y más después de su desencuentro, William Godwin rechazó por completo la relación. Tras esta negativa, la pareja escapó a Francia en julio acompañados por Claire Clairmont, la hermanastra de Mary. Fueron a París y desde allí viajaron a Suiza hasta que en Lucerna se quedaron sin fondos y tuvieron que regresar.

Cuando regresaron a Inglaterra, en septiembre, Mary ya estaba embarazada y su padre se negó a ayudarla. Tanto ella como Percy Shelley fueron acogidos por Claire, su compañera en el viaje, hasta que se mudaron a Nelson Square. A finales de ese año, nació el segundo hijo de Percy con su esposa Harriet Shelley. Además, Percy abandonaba por días la casa que compartía con Mary para ocultarse de sus acreedores.

El 22 de febrero de 1815, Mary dio a luz a su primera hija que nació dos meses prematura y apenas vivió quince días. La pérdida de su hija afectó profundamente a Mary pero pronto se quedó embarazada de nuevo y la alegría se completó cuando Percy heredó de su abuelo y sus problemas financieros se mitigaron.
George G. Byron, sexto barón de Byron (1788-1824)
Escritor y poeta romántico

El 24 de enero de 1816 nació el segundo hijo de la pareja, William. En mayo de ese mismo año la familia viajó a Ginebra acompañada por Claire Clairmont donde planeaban pasar el verano junto a Lord Byron, de quien Claire esperaba un hijo. Lord Byron y su joven médico y secretario John William Polidori se reunieron con ellos. Fue durante las reuniones de ese verano cuando Mary tuvo la idea de la que sería su primera novela, Frankenstein (1818). En septiembre regresaron a Inglaterra y los Shelley y Claire se trasladaron a Bath donde ocultaron el embarazo de esta última.

A finales de año, entre octubre y diciembre se suicidaron tanto la hermana mayor de Mary, Fanny a quien encontraron muerta en una posada de Swansea con una botella de láudano y una nota de suicido, como la mujer de Percy, que se ahogó en el lago de Hyde Park. Ambos suicidios fueron encubiertos por las respectivas familias y la de Harriet Shelley se hizo cargo de los hijos que ésta había tenido con Percy. Veinte días después de la muerte de su esposa, el 30 de diciembre, Percy y Mary, que estaba otra vez embarazada, se casaron para fortalecer la posición de éste y conseguir la custodia de los niños pero las cortes decidieron enviarlos a vivir con la familia de un clérigo.

Ya en 1817, en enero, Claire dio a luz a su hija con Lord Byron a la que llamó Alba. En marzo, los Shelley, acompañados por ambas, se trasladaron a Marlow donde Mary dio a luz a su hija Clara el 2 de septiembre. Poco antes de este nacimiento Mary acabó Frankenstein. Además, editó los diarios que contaban su escapada a Francia y Suiza de 1814 y, tras añadir algunos pasajes escritos en Suiza en 1816 y un poema de su esposo, se publicaron en noviembre como Historia de una excursión de seis semanas por Francia, Suiza, Alemania y Holanda, con cartas descriptivas de un viaje por el lago de Ginebra, y los glaciares de Chamouni. Frankenstein se publicó en enero del año siguiente, 1818, y aunque apareció anónimamente pronto se atribuyó su autoría al propio Percy Shelley ya que el prólogo era suyo y la novela estaba dedicada a su héroe político y padre de su esposa William Godwin, ya que sus desavenencias acabaron con la boda.

En marzo de 1818 la situación financiera de la familia había empeorado de nuevo y la amenaza de cárcel para Shelley a causa de sus deudas llevó a los Shelley a trasladarse a Italia, a dónde viajaron acompañados una vez más de Claire Clairmont y su hija.

William Shelley (1816-1819)
Una vez en Italia dejaron a Alba a cargo de su padre, Lord Byron, que le cambió el nombre a Allegra Byron. Los Shelley viajaron por toda Italia sin establecerse mucho tiempo en ningún sitio y durante ésta época perdieron a sus dos hijos: primero Clara, muerta en Venecia en septiembre de 1818, y luego William, fallecido en Roma en junio de 1819. Cinco meses después de esta pérdida desgarradora para Mary, dio a luz a su cuarto hijo, Percy Florence.

En Italia Mary Shelley escribió las novelas Mathilda (1819) y Valperga (1823) y libros infantiles Prosperine (1832) y Midas (1922) y vivió uno de los episodios más misteriosos de su vida. La familia se instaló tres meses en Nápoles junto a sus criados, sirvientes que una vez despedidos, afirmaron que la niña de dos meses que Percy Shelley había registrado como hija suya y de su mujer no lo era en realidad y que Elena Adelaide Shelley era hija de Claire Clairmont. Mary negó tal cosa, afirmando que si Claire hubiera estado embarazada todo ese tiempo ella lo habría notado. No se sabe cuál es el verdadero origen de la niña, el matrimonio Shelley era partidario del amor libre así que muchos afirman que era hija de Percy y alguna amante otros afirman que Lord Byron era su padre. Lo único claro es que Mary Shelley no era la madre de la niña, que murió con apenas un año.

En verano de 1822 los Shelley, Claire y Edward y Jane Williams, unos amigos cercanos, se mudaron a Villa Magni, en la bahía de Lerici. Allí se enteró Claire de la muerte de la hija que había tenido con Lord Byron. Mary, que estaba de nuevo embarazada, tuvo un aborto que casi acaba con su vida. Después de esto, Mary, que siembre había sido delicada de salud y propensa a las depresiones, estuvo convaleciente una temporada durante la cual su marido se acercó a Jane Williams, a la que dedicó los poemas escritos en esta época.

El 1 de julio de 1822 Percy Shelley y Edward Williams partieron en velero hacia Livorno donde Shelley debatió con sus amigos Lord Byron y Leigh Hunt la creación de una revista radical llamada ‘The Liberal’. El 8 de julio, llegó a Lerici una carta de Hunt en la que preguntaba a Percy Shelley si había tenido algún problema en su travesía de regreso debido al mal tiempo. Mary, que leyó la carta, y Jane se preocuparon por sus maridos ya que todavía no habían regresado y acudieron a buscarlos con la esperanza de que todo hubiera sido un malentendido. Diez días después, aparecieron sus cadáveres en la costa de Viareggio.
Mary Wollstonecraft Shelley

Tras la muerte de su marido Mary Shelley se dedicó a cuidar a su único hijo superviviente Percy Florence y a sus trabajos literarios. Después de un año viviendo en Génova con Hunt y su familia, volvió a Inglaterra donde se instaló en casa de su padre hasta que una pequeña ayuda de su suegro le permitió vivir en una pensión cercana.

Sir Timothy Shelley, padre del poeta, sólo se comunicaba con Mary mediante abogados, a través de los cuales le enviaba una pequeña suma para la manutención de su nieto Percy Florence. En 1826, tras la muerte de Charles Shelley, el hijo de Percy y su primera mujer, hizo que Percy Florence se convirtiera en el heredero de la finca Shelley y, por lo tanto, su abuelo amplió la cantidad que le tenía asignada y se preocupó más por su educación.

En verano de 1824 Mary se mudó al norte de Londres para estar cerca de Jane Williams, de la que según su biógrafa Muriel Spark estaba un poco enamorada hasta que discutieron cuando Jane afirmó que Percy Shelley la había preferido a ella sobre su esposa. Fue en esta época que escribió su novela El último hombre (1826) y comenzó a colaborar con algunos amigos que preparaban memorias de Lord Byron y Percy Shelley. Éste fue el primero de los muchos pasos que dio Mary para inmortalizar la figura de su esposo.

En 1826, conoció al actor americano John Howard Payne y al escritor Washington Irving, el primero se enamoró de ella y llegó a proponerle matrimonio. Mary lo rechazó diciendo que había estado casada con un genio y que sólo volvería a casarse con otro, a partir de ese momento Payne intentó convencer a Washington Irving de que le propusiera matrimonio.

En los años siguientes su vida se tranquilizó y su actividad literaria se intensificó considerablemente. Escribió las novelas Perkin Warbeck (1830), Lodore (1835) y Falkner (1837) además de biografías y artículos en revistas femeninas. También trabajó incansablemente para hacer más conocida la obra de su marido a pesar de la prohibición de su suegro de publicar una biografía sobre él. En 1838 editó Obras poéticas e incluyó amplias notas biográficas junto a los poemas.

Mary Shelley nunca volvió a casarse aunque tuvo una discreta relación con el escritor francés Prosper Mérimée e incluso ella y el antiguo amigo del matrimonio Edward Trelawny bromaron sobre una posible unión. Sin embargo, su amistad se truncó cuando él se negó a colaborar con ella en la biografía de Percy Shelley.

En 1840 viajó por Europa junto a su hijo y posteriormente recogió esas experiencias en el libro de viajes Caminatas en Alemania e Italia en 1840, 1842 y 1843 (1844). En 1844 su hijo, Percy Florence Shelley heredó las propiedades de su abuelo tras la muerte de éste, lo que le proporcionó, tanto a él como a su madre, estabilidad económica. Mary Shelley vivió junto a su hijo, y la esposa de éste una vez se casó, el resto de su vida.

Los últimos años de Mary Shelley estuvieron plagados de enfermedades. En 1828 había sobrevivido a la viruela y desde 1839 sufría ataques de parálisis en distintas partes del cuerpo. Murió de lo que su médico identificó como un tumor cerebral el 1 de febrero de 1851 con 53 años.

-Relatos: Transformación, El mortal inmortal, El mal de ojo
-Mathilda

3 comentarios:

  1. Bienvenida a la cadena de comentarios,por ella te conoci :)

    Gracias por la completisima biografia de esta escritora...para mi pasara a la historia por el famoso Frankestein :)

    Besitosss

    ResponderEliminar
  2. Había un montón de cosas que desconocía sobre su vida y que son muy interesantes.

    Magnífica entrada :)
    A ver si ahora que he leído su obra más famosa y has puesto aquí otras suyas, busco alguna porque tienen muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  3. Hola :) Salgo de aqui con un gran puñado de obras escritas por esta maravillosa autora. Solo había leído Frankenstein y Mathilda, pero me encantaron ambos. Gracias por esta maravillosa entrada, un besin^^

    ResponderEliminar