sábado, 2 de mayo de 2015

Personajes y elementos de 'Drácula' en la serie | Especial Penny Dreadful

Son muchas las situaciones y personajes de ‘Drácula’ que sirven de inspiración para la serie. De hecho, hay más alusiones a la novela de lo que en un primer momento podría parecer ya que las correspondencias están un poco más escondidas que en los casos de 'El retrato de Dorian Gray' y 'Frankenstein'.

Los únicos personajes, como tales, que aparecen son Mina Murray y el profesor Van Helsing; y a Jonathan Harker apenas se le menciona. El resto de los personajes de la novela: Lucy Westenra, Renfield, o el doctor Seward, por ejemplo, sirven como inspiración para algunas situaciones o sus papeles son desempeñados por otros. En el caso del doctor Seward, su papel es traspasado a Víctor Frankenstein.

En la entrada, pretendo comentar algunas de las correspondencias entre novela y serie, por lo tanto hay SPOILERS de ambas.


Mina Murray:

En la serie tenemos poca información de ella, ya que está desaparecida. Pero sí sabemos que su padre, Sir Malcolm Murray, la está buscando desesperadamente para salvarla del vampiro que la atrapó. En la novela, sin embargo, la propia Mina escribe “yo nunca he conocido padre ni madre” por lo que las diferencias entre ambas versiones del personaje son notables desde el principio.

Es cierto que, tanto en la serie como en la novela, Mina se casa con Jonathan Harker, aunque las circunstancias de este matrimonio y la relación que mantienen ambos personajes son muy diferentes en los distintos medios.




Van Helsing:

En la serie apenas aparece, pero es cierto que se mantiene bastante la esencia del personaje. En ambos casos lo llaman porque pese a los estudios iniciados, por el doctor Seward en la novela y por Víctor Frankenstein en la serie, el profesor puede arrojar luz con sus extensos conocimientos sobre la materia.

“el profesor Van Helsing, de Amsterdam, que sabe más que nadie en el mundo sobre enfermedades oscuras. […] En apariencia, es un hombre arbitrario, pero eso es debido a que sabe lo que se trae entre manos mejor que nadie. Es filósofo y metafísico, y uno de los científicos más avanzados de su época; a mi entender, tiene una mente totalmente abierta.”

Una descripción del profesor que se puede aplicar perfectamente también en Penny Dreadful.


Otro punto que se conserva es su pasado, aunque en ninguno de los casos sabemos mucho de él. El Van Helsing de la serie se desahoga hablando con Víctor Frankenstein, papel que en la novela corresponde al doctor Seward, y le habla de su esposa que fue transformada en vampiro. Algo similar a lo que ocurre en la novela cuando habla tanto de su esposa “y yo, con mi pobre esposa muerta para mí, pero viva por la ley de la iglesia, aunque no tenga sentido…, incluso yo, que soy un marido fiel a la que ahora es mi no-esposa” como de su hijo “Mi corazón sangró por aquel pobre muchacho, ese querido muchacho que de la misma edad que mi hijo sería de haber recibido la bendición de que viviera, y tiene sus mismos ojos y su mismo pelo.”

En cuanto a la descripción física, en la novela Mina hace una bastante extensa pero en la serie no se le presta demasiada atención.

“Es un hombre de mediana estatura, de constitución fuerte, con los hombros bien erguidos sobre un pecho ancho y un cuello equilibrado con el tronco. La actitud de la cabeza indica inmediatamente reflexión y fuerza; es noble, de buen tamaño, ancha y amplia nuca. La cara, perfectamente afeitada, muestra una barbilla cuadrada y dura, una boca móvil, grande y resuelta, y una nariz de buenas proporciones, bastante recta, aunque de aletas vivas y sensibles que parecen ensancharse cuando se bajan las cejas y se endurece la boca. La frente es amplia y hermosa; al principio se eleva casi recta y después se inclina hacia atrás por encima de dos protuberancias o crestas muy separadas; en semejante frente no es posible que el cabello rojizo le caiga encima. Por el contrario, se extiende de forma natural hacia atrás y a los lados. Los ojos, grandes y de color azul oscuro, están muy separados, y son rápidos y tiernos o graves, según el estado de ánimo.”


Vanessa Ives:

Es amiga de la infancia de Mina, como Lucy Westenra en la novela y al igual que ella tiene el pelo oscuro, pero ahí acaban las similitudes.

“Mina, nos hemos contado nuestros secretos desde que éramos niñas; hemos dormido juntas y comido juntas, y reído y llorado juntas”

De hecho, sus experiencias tienen más relación con hechos vividos por la propia Mina que por Lucy. En la serie Ethan aplica a Vanessa una medalla bendecida en la frente para expulsar al demonio de su cuerpo mientras que en la novela es el profesor Van Helsing quien aplica una Hostia consagrada en la frente de Mina para protegerla sin saber que le haría daño.

“Se oyó un alarido espantoso que casi nos heló la sangre. Al colocar la Hostia en la frente de Mina, la había chamuscado, había quemado la carne como si fuese un trozo de metal al rojo blanco. […] aún no había dejado de resonar en el aire el eco del grito cuando sobrevino la reacción, y cayó de rodillas en el suelo, atormentada y humillada.” 



Incluso Mina pide, al igual que Vanessa, que si llegado el momento no son capaces de expulsar el mal de su cuerpo la maten. En la novela el primero en comprender el deseo de la joven es Quincey Morris, el americano, y en la serie es también el único americano, Ethan, quien promete a Vanessa asesinarla.



Fenton:

Otro de los personajes de la novela que tiene su influencia en la serie es Renfield. En ‘Drácula’ es un loco de 59 años internado en el manicomio que dirige el doctor Seward mientras que en Penny Dreadful su papel lo desempeña Fenton, un joven que los protagonistas consiguen capturar. En ambos casos, el recluso siente una devoción total por Drácula.

“Aquí estoy para cumplir tu mandato, maestro. Soy tu esclavo, y tú me recompensarás, porque seré fiel. Te adoro desde hace tiempo y desde lejos. Ahora que estás cerca, espero tus órdenes, y no me dejarás de lado en el reparto de las cosas buenas, ¿verdad, amado maestro?” 


En ambas ocasiones es el instrumento que éste usa para ser invitado y poder entrar a buscar a la víctima que le interesa.

“Y entonces se cerró sobre mis ojos una nube roja, del color de la sangre, y, antes de que pudiera darme cuenta de lo que hacía, me sorprendí abriendo la ventana y diciéndole: “¡Entra, señor y maestro!” […] Ni siquiera tenía el mismo olor que de costumbre cuando pasó a mi lado. Llegué a pensar que la señora Harker había entrado en la habitación.”





“Al entrar yo, cayó de rodillas y me imploró que le dejara tener un gato; que su salvación dependía de ello.”



1 comentario:

  1. Espera, espera, espera.... ¿cómo puede ser que siendo fan incondicional de todo lo que tenga que ver con vampiros no conozco esta serie?
    Gracias por el dato, voy a investigas un poquillo y a seguir cotilleando tu blog.
    Besos.

    ResponderEliminar