jueves, 12 de marzo de 2015

Adiós a Terry Pratchett

Esta mañana me he despertado con la ilusión de empezar una nueva lectura, de iniciar una aventura. ¿La novela escogida? Imágenes en acción, una de las decenas de historias que suceden en un lugar tan loco como el Mundodisco. Ahí estaba Gran A'Tuin nadando en el vacío, la vida seguía su curso en Ankh-Morpork, esa ciudad a la que todos "se mueren (nos morimos) por regresar para seguir disfrutando del placer de detestarla un poco más". 

Cien páginas leídas del tirón después, porque era incapaz de parar, me entero de la muerte del autor que más me ha hecho reír y soñar. Un autor con una imaginación prodigiosa que se convirtió en uno de los más importantes de la historia de la literatura fantástica: Sir Terry Pratchett. Bueno, en realidad Sir Terence David John Pratchett, ahí queda eso. El autor que más he leído en mi vida.

Me doy cuenta de lo absurdo de esta entrada de despedida, pero escribo esto porque necesito leer lo que siento por una persona que me ha hecho sentir leyendo.

¡Hasta siempre, Terry!

"VAMOS. AHORA TENEMOS QUE IRNOS"



4 comentarios:

  1. Hola! Yo tengo todos sus libros (una barbaridad). Una pena saber que no podré disfrutar más de su pluma. Bsos!

    ResponderEliminar
  2. Hola linda, yo también me enteré esta mañana y aunque no he leído nada de él aún, creo que es bastante triste cuando se va un escritor que te gusta mucho... Aunque podes leer sus obras mil veces, creo que eso reconforta un poco más que el que no haya dejado ningún libro... Te sigo y te invito a mi blog, un beso enorme y arriba el ánimo♥

    ResponderEliminar
  3. Hola linda, yo también me enteré esta mañana y aunque no he leído nada de él aún, creo que es bastante triste cuando se va un escritor que te gusta mucho... Aunque podes leer sus obras mil veces, creo que eso reconforta un poco más que el que no haya dejado ningún libro... Te sigo y te invito a mi blog, un beso enorme y arriba el ánimo♥

    ResponderEliminar
  4. No es una entrada absurda, para nada. No sabes la de gente que me encontré ese día dedicándole unas cuantas lineas en su blog, gente que no conocía de nada y sin embargo coincidíamos en el sentimiento de pérdida, de tristeza e incluso de quedarnos un poco huérfanos.

    Y da igual el tiempo que nos lleve acompañando, sea más o menos... desde el momento en que lees uno de sus libros ya se convierte en alguien especial.

    ResponderEliminar