domingo, 14 de junio de 2015

[1179] Londres (Edward Rutherfurd)

"Cada año, cada época, deja un residuo. Éste se comprime, desaparece debajo de la superficie, pero quedan unos pequeños restos de esa vida humana. Un ladrillo, una moneda romana, una tubería de arcilla de los tiempos de Shakespeare. Todo permanece en su lugar. Cuando excavamos, hallamos esos restos y los exponemos al público. Pero no los contempléis simplemente como un objeto. Porque esa moneda, esa tubería pertenecen a alguien: a una persona que vivió, y amó, que contempló el río y el cielo todos los días, como vosotros y como yo."

5 comentarios: