miércoles, 18 de noviembre de 2015

José Saramago


José Saramago nació el 16 de noviembre de 1922 en Azinhaga (Portugal) y falleció a los 87 años en Tías, un pueblo de Lanzarote, el 18 de junio. Este completo escritor: novelista, poeta, dramaturgo, periodista... es, hasta la fecha, el único Premio Nobel de Literatura en lengua portuguesa.

Hijo de una pareja de campesinos con escasos recursos económicos, el apellido del pequeño debería haber sido Sousa pero, probablemente como broma, el empleado del registro civil puso Saramago que era el apodo por el que se conocía a la familia paterna del niño.

Cuando el escritor contaba con apenas tres años y después de haber pasado brevemente por Argentina, la familia se mudó a Lisboa, donde su padre comenzó a trabajar como policía. A los doce años Saramago entra en una escuela industrial donde, a pesar de impartirse unos estudios técnicos, se encontró con los grandes clásicos, pero el joven no pudo completar sus estudios debido a los problemas económicos de su familia y, para ayudar a sufragar los gastos, trabaja primero en una herrería mecánica y luego como administrativo en la Seguridad Social.

En 1944 José Saramago se casó con Ilda Reis y comenzó a escribir su primera novela Tierra de pecado (1947) cuyo poco éxito no lo desanimó para escribir Claraboya aunque esta segunda novela no vería la luz hasta dos años después de la muerte del autor. Sin embargo, durante los cerca de veinte años siguientes abandona la creación literaria y entra a trabajar en una compañía de seguros mientras colabora con distintas publicaciones como crítico literario, comentarista cultural y periodista centrándose cada vez más en esta faceta hasta que entra a trabajar en una editorial.

En 1966 publica Poemas posibles y tres años después se divorcia, abandona su trabajo en la editorial y decide dedicarse plenamente a la escritura. Además, decidió alistarse en el clandestino Partido Comunista Portugués y posteriormente se sumaría a la Revolución de los Claveles que derrocó la dictadura de Salazar y llevó la democracia a Portugal. Sus ideas políticas ya le habían causado problemas con la censura e incluso perdió uno de sus trabajos como periodista en el periódico 'Diario de noticias' por este motivo.

Saramago comenzó a retomar su actividad literaria con varios poemarios y relatos hasta que en 1980 aparece su primera gran novela Levantado del suelo. Desde entonces, publica casi sin descanso. La balsa de piedra (1986), Ensayo sobre la ceguera (1995), El hombre duplicado (2002), Las intermitencias de la muerte (2005), Caín (2009) son solo algunas de las más de quince novelas que el escribió el portugués.

La novela que lo catapultó a la fama fue El evangelio según Jesucristo (1991) ya que aunque Portugal se considera un país laico, el gobierno vetó su presentación al Premio Literario Europeo por considerar que su obra "ofende a los católicos". Ante la polémica y como acto de protesta, Saramago abandonó Portugal y se instaló en Lanzarote. Pero esta no fue la única polémica que rodeó al escritor: probablemente por este mismo motivo tras su muerte la mayoría de los concejales del ayuntamiento de O Porto, la segunda ciudad más importante de Portugal, votaron en contra de poner su nombre a una calle. Además, en 2002 el autor fue declarado persona non grata en Israel y sus libros se retiraron de todas las librerías después de que comparara la política de este país en los territorios ocupados con el campo de concentración nazi de Auschwitz.

En cuanto a los últimos años de su vida personal, a los 63 conoció a la periodista española Pilar del Río que se convertiría en su mujer el resto de su vida y que acabaría siendo su traductora oficial al castellano. Saramago murió en su casa a los 87 años a causa de una leucemia crónica. Curiosamente, la última novela que completó, Caín, acaba con la siguiente frase: "La historia ha acabado, no habrá más que contar".

-Las intermitencias de la muerte
-El hombre duplicado


9 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Muy interesante la entrada. Qué gracioso el del ayuntamiento oye... jajajaja.
    No sabía nada de que le vetaron y que en Israel retiraron todos sus libros... vaya tontería, menos mal que "existe" la libertad de expresión. En fin, gracias por la información :)
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  2. No he leído ningún libro del autor, pero cuando tenga tiempo me gustaría leer ese libro tan polémico.
    Nos leemos!
    ~Talía

    ResponderEliminar
  3. Hola. Pues no he leído aun ningún libro de este autor, pero me llama la atención el de la polémica, gracias por toda la información, me ha parecido muy interesante el post.
    Muchos besos, nos leemos.

    ResponderEliminar
  4. Antes sí que tenían vidas interesantes los escritores y escritoras; ahora, generalizando, lo más apasionante que les pasa es encontrarse un céntimo bajo el sofá jejeje
    ¡Muy interesante la entrada al estilo Wikipedia! ¡Buen trabajo!
    ¡Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
  5. Ensayo sobre la ceguera, brutal. Uno de los grandes, sin lugar a dudas. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ensayo sobre la ceguera, brutal. Uno de los grandes, sin lugar a dudas. Besos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Que entrada tan interesante, no lo conocía pero has abierto mi curiosidad..
    Espero que pases un buen día, Un beso :).

    ResponderEliminar
  8. Ya me he leído varios libros del autor, pero el que mas me ha pegado es "el evangelio según Jesucristo" ufff
    y el hombre duplicado es muy bueno, sobretodo su final

    ResponderEliminar
  9. No sabí lo de su veto en Israel. Lo curioso es que yo ahora estoy leyendo "El Reino" de Emmanuelle Carrère y constantemente estoy recordando la lectura de "El evangelio según Jesucristo" que me agradó bastante cuando lo leí hace ya mucho tiempo.
    José Saramago es un referente de la literatura universal, un portugués único, un lanzaroteño adoptivo..., en fin por donde quiera que pasó dejó huella indeleble.
    Besos

    ResponderEliminar