jueves, 25 de febrero de 2016

¿Sabías que los antagonistas de Los Miserables están inspirados en la misma persona? | Curiosidades #7

Puede parecer extraño que los acérrimos enemigos de este clásico, Jean Valjean y Javert, hayan sido creados basándose en una misma persona, pero así es. El propio Victor Hugo reconoció haberse inspirado para crear a los dos protagonistas en Eugène-François Vidocq, un criminal que acabó reformándose y convirtiéndose en el creador y primer director de lo que hoy en día es la Policía Nacional Francesa y uno de los primeros investigadores privados de la historia.



Eugène-François Vidocq

Eugène-François Vidocq nació en Arrás el 23 de julio de 1775. Hijo de un panadero, con catorce años, el año que estalló la Revolución Francesa, robó dinero de la panadería de su familia con idea de escapar a América, pero perdió el dinero y tuvo que regresar y alistarse en el ejército donde no fue un buen soldado y en el que acabó teniendo muchos problemas: agredió a un oficial superior (en aquella época el castigo era la pena capital), lo acusaron de desertor...

Con 19 años se casó con Anne Marie Louise Chevalier cuando esta fingió un embarazo inexistente. Poco después Vidocq descubrió que su mujer mantenía una relación con otro oficial así que la abandonó y se trasladó a Bruselas donde estuvo cortejando a una baronesa de bastante edad. A Vidocq siempre lo acompañaría su fama de seductor, unas seducciones que a veces acababan incluso en duelos.

Aquí comienza su época más conflictiva. Se unió a una banda de criminales y se trasladó a París donde gastaba el dinero que ganaba como bandolero y contrabandista en fiestas y prostitutas. Fue arrestado en numerosas ocasiones pero siempre consiguió escapar hasta que se rindió para limpiar su nombre y fue condenado a ocho años de trabajos forzados en una galera de la que acabó escapando utilizando un disfraz. Pasó años como fugitivo consiguiendo evitar la cárcel cada vez que las autoridades lo encontraban. Vivió en Ostende, Ruan y Boulogne donde trabajó como corsario atacando buques ingleses durante la guerra hasta que uno de sus compañeros lo delató y Vidocq ingresó en la prisión de Douai.

Allí el Procurador General Ransom lo convenció para que solicitase un nuevo juicio y aunque Vidocq esperó cinco meses, durante los cuales se divorció oficialmente de su mujer, acabó huyendo de nuevo. Quiso trabajar como maestro pero acabaron echándolo por su actitud impropia hacia las alumnas más mayores e intentó ser comerciante hasta que volvieron a encontrarle y llevarle a prisión.

En 1809, ya con 34 años, Vidocq comienza el camino que le llevará a convertirse en el primer director de la Policía Nacional Francesa. Con la promesa de la amnistía, ofreció sus servicios como infiltrado a la policía de París que, para probar su sinceridad, lo retó a que escapara de la guardia y regresara voluntariamente. Vidocq lo hizo y así comenzó su trabajo como informante.

En su primer año escuchaba las conversaciones de los otros presos hasta que se orquestó una fuga falsa para que éste pudiera también informar sobre criminales que estaban en libertad. En ocasiones tenía que disfrazarse y cambiar de identidad cuando comenzaban a sospechar de él e incluso llegó a ser contratado para matarse a sí mismo.

A finales de 1811 Vidocq organizó un grupo llamado Brigade de Sûreté (Brigada de Seguridad) compuesta por doce hombres, algunos de los cuales también habían sido criminales. Ante sus buenos resultados, las autoridades decidieron convertir la brigada en una nueva unidad de la policía oficial. Esta Brigade de Sûreté pasó a llamarse Sûreté Nationale (Seguridad Nacional) y en nuestros días se conoce como Policía Nacional Francesa y es el cuerpo de seguridad francés que tiene su jurisdicción en grandes pueblos y ciudades. Paralelamente a esto, Vidocq comenzó a trabajar como detective privado de forma gratuita.

Además durante esta época se casó dos veces. Su segunda esposa murió cuatro años después de la boda y en 1830 se casó con la tercera, Fleuride Maniez, aunque Vidocq siguió manteniendo su fama de seductor.

A pesar de sus éxitos dentro de las fuerzas de seguridad, Vidocq no lo tuvo fácil. Algunos sectores de la policía no aprobaban sus métodos y empezaron a aflorar rivalidades y enfrentamientos que lo llevaron a dimitir, ser reincorporado seis años después y tener que dimitir de nuevo al ser acusado de instigar un crimen para poder atribuirse luego el mérito de resolverlo. Su salida definitiva de la policía fue en 1832.

En 1833 fundó la primera agencia privada de detectives de la que se tiene constancia y consiguió mantenerla en funcionamiento pese a la oposición de las autoridades oficiales que lo detuvieron una vez más en 1842 acusado de detención ilegal y de haber robado los fondos de un caso de malversación que había resuelto. En un primer momento fue condenado a cinco años de prisión y 3.000 francos de multa, pero apeló y consiguió salir absuelto.

Tras la muerte de su mujer Fleuride en 1847 cerró la agencia y se retiró, aunque colaboró ocasionalmente con la policía. Además, durante esos últimos años escribió algunas novelas inspirándose en sus muchas vivencias relacionadas con el mundo de los criminales e incluso algunos historiadores creen que con ayuda de su amigo y escritor Honoré de Balzac. Vidocq murió en mayo de 1857.


Lo más interesante sobre Eugène-François Vidocq es que, además de ser un delincuente reformado que acabó fundando una de las unidad policial que todavía opera en Francia, consiguió multitud de avances en la investigación criminal. Introdujo la balística y la creación de expedientes con las pistas de los casos, fue el primero en usar moldes para recoger huellas de zapatos en la escena del crimen, técnicas antropomórficas para identificar a los culpables... En definitiva, es considerado por los historiadores como "padre" de la criminología moderna.

Todo esto hizo que no sólo Victor Hugo se fijase en su faceta como criminal y como detective para crear a Jean Valjean y Javert en Los Miserables, sino que otros escritores como Émile Gaboriau o su amigo Honoré de Balzac se inspiraran en él. Se cree que el propio Edgar Allan Poe se basó en él para crear a su detective Auguste Dupin por lo que podría decirse que todo el género detectivesco que le siguió, incluido Sherlock Holmes, tiene su origen en la figura de Vidocq.


17 comentarios:

  1. Fascinante!! Que vida más intensa... No debió de aburrirse!!! Me ha matado lo de "fue contratado para asesinarse a sí mismo"... Total!! Otra entrada de lo más interesante, Silvia!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Pues no tenía ni idea, pero vamos, que los personajes de Los miserables no se me parecían demasiado para estar inspirados en la misma persona...

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola. una información fascinante que desconocía y me gustó leer. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  4. Hola! ^^
    Es una información que no conocía, y me parece curiosa. Yo descubrí esta historia recientemente gracias a la película. Los libros no los he leído, aunque no descarto hacerlo algún día.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Hola. Tengo que reconocer que ni he leido el libro ni he visto la pelicula. Pero lo que cuentas es muy interesante. Ya tengo datos para una futura lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola!!
    No conocía tu blog, por aquí me quedo.
    Yo como admirador de Los miserables, no conocía esto... Aunque eso de asesinarse a sí mismo me dejó muy extrañado. ¿Muy bien no estaba no? Parece un Holmes xd
    Nos leemos:)

    Un abrazo,
    Raxx

    ResponderEliminar
  7. ¡Que interesante entrada! Da gusto entererase de este tipo de cosas. Gracias por traernosla.
    Un slaudo.

    ResponderEliminar
  8. Lo desconocía pero me ha encantado descubrirlo. Los Miserables me encantó y estoy deseando poder leer la novela. ¡Muchas gracias por la información! Me gustan mucho este tipo de entradas. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  9. Pues no tenía ni idea jajaja pero me ha encantado saberlo. Espero leer pronto la novela =)
    Un besote^^

    ResponderEliminar
  10. Me dejas muerta, Silvia, jajaja, no tenía ni idea, ¡y con lo que me gusta la historia de "Los Miserables"!

    bsos!

    ResponderEliminar
  11. Me gusta mucho estas secciones de interes, porque a mi me gustan mucho estas cositas de secretos y misterios detras de un libro.
    No tenía ni idea de esto, gracias por informarnos, y eso que me encanta la historia de Los Miserables.

    Besos, nos leemos.

    ResponderEliminar
  12. Me encantan estas secciones por que conozco personajes de la historia de los que no tenía ni idea. Muy interesante.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Silvia! Me encanta esta sección, es genial conocer a personajes nuevos que han marcado tanto la historia de Francia. Además de que el hombre tenía una vida apasionante... iba a la cárcel como quien va a comprar el pan jaja. Estoy deseando la próxima entrega.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    Que curioso, no tenía ni idea de esto. Tiene sentido puesto que es una persona que hizo una gran evolución y cambio. Pero no lo sabía xD
    Me encantan este tipo de entradas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Que maravilla de entrada¡¡ no tenía ni idea que Vidoc fuera el padre de la criminología e inspirara a estos personajes¡¡¡ un besazo¡¡¡

    ResponderEliminar
  16. hola! espectacular reseña. hemos visto las peliculas los miserables y la de vidoc con gered depardieu, geniales! hay que recomendar. tus datos son interesantisimos! gracias por compartir cosas bonitas. a trabajar neuronas. que bien! saludos.

    ResponderEliminar